COMUNICAU 8 MARZO. A Clau Roya

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

COMUNICAU 8 MARZO. A Clau Roya

Mensaje  Titor el Lun Mar 08, 2010 3:16 pm

COMUNICAU 8 DE MARZO DE 2010 – A CLAU ROYA

Dimpués de sieglos luitando por os dreitos d’as mullers, Clara Zetkin, empentora d’o diya internazional d’a muller treballadora y multitud de mullers nos regaloron iste diya 8 de Marzo, no ta zelebrar sino ta luitar, rebelar-nos y fer más esclatero a nuestra oposizión y denunzia al sistema patriarcal, capitalista e imperialista, un diya en que emos d’alzar a boz como lo femos a ormino, pero chuntas contra la opresión, discriminazión y sometimiento. Toz os diyas son 8 de marzo.

A sozialización que recullimos permite y estructura la dibisión secsual d’o treballo. D’ista traza os ombres son educaus y sozializaus ta desembolicar funzions productibas con una mena de prestichio sozial, entre que ta las mullers se nos confiere “biolóchicamen” as funzions d’a casa, sozials e instituzionalmen sin balura.

A inclusión d’a muller en o mercau laboral no supuso un reparto igual d’o treballo, ni dentro ni difuera d’a casa. As mullers recullimos piors salarios que nuestros compañers masculinos en a reyalizazión d’as mesmas tareas, d’a mesma traza ocupamos más puestos de treballo a tiempo parzial (de cada 5 personas 4 son mullers), lo que son unos menores ingresos dixándonos en una mayor situgazión de bulnerabilidat economica. Güe son más as mullers que azeden y rematan estudios unibersitarios o que no coinzide con puestos de responsabilidat ocupados, trobándonos con ixe teito de cristal que nos impide plegar a puestos de dezisión. Dende que dentramos en o mercau productibo, as mullers emos y continamos soportando mayors tasas d’ature,continamos estando as destinadas a ocupar puestos precarios, chornadas reduzidas u contratos temporals.

Por ista sozializazión discriminatoria ta las mullers se nos amostra fer unos determinaus rols y estereotipos azeptados y emponderaus sozialmen, relazionus con tareas de cuidau y preocupazión por os demás. Isto supone l’elebau albandono, temporal u permanen, d’o treballo asalariau por parti d’as mullers debiu a la natalidat u cuidau de familiars creyando parentesis profesionals u a finalizazions d’a carrera profesional y o consiguien desembolique personal.

Pero no sólo en l’ambito laboral nos trobamos con istas desigualdats, ya que a biolencia y a discriminazión contra as mullers ye estructural, por más que o sistema y os meyos de comunicazión nos quieran fer creyer lo contrario. As muertes por biolencia contra as mullers continan en ista soziedat “democratizada”, cada añada emos de contabilizar muertes de mullers a mans d’as suyas parellas, ex parellas, amigos, conoixidos u desconoixidos; muertes toleradas por o sistema patriarcal. Cada añada emos de contabilizar muertes por albortos clandestins, en o siglo XXI a muller no tien dreitos ta dezidir sobre su propio cuerpo. Cada añada emos de leyer sentenzias esculpatorias contra agresors, bioladors, acosadors ta qui se les dixa paseyar impunes por o sistema chudicial.

Por tot isto dende A Clau Roya clamamos a manifestar-nos toz os diyas contra ista inchusticia, clamamos a sentir-nos ereus de tot aquello que millons de mullers a lo largo d’a nuestra istoria consiguioron y fer que as chenerazions esbenideras se sientan arguellosas, luitando un mundo en igualdat plena y reyal.

“Faigamonos fuertes y combatibas”

“Muller no rebles pas”

A Clau Roya

Aragón a 8 de Marzo de 2010

————————————————————————————————————————————————-

COMUNICADO 8 DE MARZO DE 2010 – A CLAU ROYA

Después de siglos luchando por los derechos de las mujeres, Clara Zetkin, impulsora del día internacional de la mujer trabajadora y multitud de mujeres nos regalaron este día 8 de Marzo, no para celebrar sino para luchar, revelarnos y hacer mas visible nuestra oposición y denuncia al sistema patriarcal, capitalista e imperialista, un día en el que debemos alzar la voz como lo hacemos a diario, pero juntas contra la opresión, discriminación y sometimiento. Todos los días son 8 de marzo,

La socialización que recibimos permite y estructura la división sexual del trabajo. De este modo los hombres son educados y socializados para desempeñar funciones productivas con un cierto prestigio social, mientras que a la mujeres se nos confiere “biológicamente” las funciones domésticas, social e institucionalmente desvalorizadas.

La inclusión de la mujer en el mercado laboral no supuso un reparto igual del trabajo, ni dentro ni fuera del hogar. Las mujeres recibimos peores salarios que nuestros compañeros masculinos en la realización de tareas completamente idénticas, del mismo modo ocupamos más puestos de trabajo a tiempo parcial (de cada 5 personas 4 son mujeres), lo que supone unos menores ingresos dejándonos en una mayor situación de vulnerabilidad económica. Actualmente son más las mujeres que acceden y terminan estudios universitarios lo que no coincide con puestos de responsabilidad ocupados, topándonos de lleno con ese techo de cristal que nos impide llegar a puestos de decisión. Desde que entramos en el mercado productivo, las mujeres hemos y seguimos soportando mayores tasas de paro, seguimos siendo las destinadas a ocupar puestos precarios, jornadas reducidas o contratos temporales.

Debido a esta socialización discriminatoria a las mujeres se nos enseña a desempeñar unos determinados roles y estereotipos aceptados y alabados socialmente, relacionados con tareas de cuidado y preocupación por los demás. Esto supone el elevado abandono, temporal o permanente, del trabajo asalariado por par parte de las mujeres debido a la natalidad o cuidado de familiares creando paréntesis profesionales o la finalizaciones de la carrera profesional y el consiguiente desarrollo personal.

Pero no sólo en el ámbito laboral nos encontramos con estas desigualdades, ya que la violencia y la discriminación contra las mujeres es estructural, por más que el sistema y los medios de comunicación nos quieran hacer creer lo contrario. Las muertes por violencia contra las mujeres persisten en esta sociedad “democratizada”, cada año tenemos que contabilizar muertes de mujeres a manos de sus parejas, ex parejas, amigos, conocidos o desconocidos; muertes toleradas por el sistema patriarcal. Cada año tenemos que contabilizar muertes por abortos clandestinos, en pleno siglo XXI la mujer no tiene derechos de decidir sobre su propio cuerpo. Cada año tenemos que leer sentencias exculpatorias contra agresores, violadores, acosadores a quienes se les permite pasear impunes por el sistema judicial.

Por todo esto desde A Clau Roya llamamos a manifestarnos día a día contra esta injusticia, llamamos a sentirnos herederas de todo aquello que millones de mujeres a lo largo de nuestra historia consiguieron y hacer que las futuras generaciones se sientan orgullosas, luchando un mundo en igualdad plena y real.

“Hagámonos fuertes y combativas”

“Muller no rebles pas”

A Clau Roya

Aragón a 8 de Marzo de 2010

————————————————————————————————————————————————-

COMUNICAT 8 DE MARÇ DEL 2010 – A CLAU ROYA

Després de segles lluitant pels drets de les dones, Clara Zetkin, impulsora del dia internacional de la dona traballadora, i multitud de dones ens van regalar aquest 8 de març, no per celebrar sinó per lluitar, revelar-nos i fer més visible la nostra oposició i denunciar al sistema patriarcal, capiltalista i imperialista. Un dia en el què hem llançar la nostra veu com ho fem a diari, però juntes contra l’opressió, disrciminació i submissió. Tots els dies són 8 de març.

La sociabilització que rebem permet i estructura la divisió sexual del treball. D’aquesta manera els homes són educats i sociabilitzats per fer funcions productives amb un cert prestigi social, mentre que a les dones se’ns atribueix “biològicament” les funcions domèstiques, socials i institucionalment desvaloritzades.

La inclusió de la dona en el mercat laboral no va suposa un repartiment equitatiu del treball, ni dins ni fora de la llar. Les dones rebem pitjors salaris que el nostres companys masculins per la realització d’activitats completament idèntiques, de la mateixa manera desenvolupem més llocs de feina a temps parcial (de cada 5 persones 4 són dones), el que suposa menors ingressos i que per tant ens deixa en una major situació de vulnerabilitat econòmica. Actualment són més les dones que accedeixen i acaben estudis universitaris, fet que no coincideix amb llocs de responsabilitat ocupats, topant-nos de ple amb aquesta “barrera” que no ens permet arribar als càrrecs de decisió. Des de que entrem al mercat productiu, les dones hem patit i seguim patint les taxes d’atur més elevades, seguim sent les destinades a ocupar càrrecs precaris, o fer jornades reduides a contractes temporals.

Degut a aquesta socialització discriminatòria a las dones se’ns ensenya a desenvolupar uns determinats rols i estereotips acceptats socialment, relacionats amb tasques de protecció i preocupació pels demés. Això suposa l’elevado abandó, temporal o permanent, del treball assalariat per part de les dones degut a la natalitat o a la responsabilitat de cuidar familiars creant parèntesis professionals o la finalització de la carrera professional i el consegüent desenvolupament personal.

Pero no només a l’àmbit laboral ens trobem amb aquestes desigualtats, ja que la violència y la discriminació contra les dones és estructural, per més que el sistema i els mitjans de comunicació ens vulguin fer creeure el contrari. Les morts per violència contra les dones persisteix en aquesta societat “democratitzada”, cada any comptabilitzem morts de dones a mans de les seves parelles, ex-parelles, amics, coneguts o desconeguts; morts tolerades pel sistema patriarcal. Cada any tenim que comptabilitzar morts per avortaments clandestins, en ple segle XXI la dona no té el dret de decidir sobre el seu propi cos. Cada any hem de llegir sentències exculpatòries contra agressors, violadors, acosadors als qual se’ls permet passejar impunes pel sistema judicial.

En conseqüència des de A Clau Roya fem una crida a manifestar-nos dia a dia contra aquesta injustícia, fem una crida a sentir-nos hereves de tot allò que milions de dones al llarg de la nostra història van aconsegui, i fer que les futures generacions es sentin orgulloses, lluitant en un món en igualtat plena i real.

“Fem-nos fortes i combatives”

“Muller no rebles pas”

A Clau Roya

Aragón a 8 de Marzo de 2010
avatar
Titor

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 08/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.